Jaded Heart + The Poodles   2 comments

Por fin un concierto fresco, gratificante y divertido. Con muy buen rollo tanto entre el grupete que nos acercamos y los que nos entretuvieron durante casi tres horas…

jaded heart - the poodles

Debo decir que el sonido, durante todo el concierto, estuvo un poco saturado. Pero la acústica en general sorprende gratamente quizá porque la sala Bilborock fue, antaño, una diminuta iglesia barroca del siglo XVII… A partir de la segunda canción, el sonido era algo que nos traía sin cuidado.

Al grano. Poca gente acudió a ver a los teloneros por lo que no hizo falta tomar al asalto la primera fila. Y Jaded Heart no se hizo de rogar. Y que manera de empezar… Johan Fahlberg (que sustituye a Michael Bormann como frontman) de metro 98 , fuerte, pálido, vestido entero de negro y de larga melena, tumbado en el suelo cuan largo era cantando las primeras estrofas de “Hero” (un técnico de sonido le había dejado el micro, on purpose, a la altura de los tobillos). Y no era más que el preludio. Durante todo el concierto no dejaron de hacer guiños al público sin que desmerecieran en absoluto: Johan se bajo del escenario para cantar con los presentes, no dejaron ni un minuto de animar al respetable… Sonaron francamente bien, agresivos, potentes, duros… Se notaba que lo estaban pasando bien y que les gusta lo que hacen, y no tardamos en contagiarnos…

Y hacia mitad de la actuación, a Peter Ostros (el guitarra) le cae, como de la nada, un tanga… Sí, ese al que hace referencia un pseudo-crítico (título, que por lo menos, ha obtenido en un curso de esos que anuncian por la tele) en su crónica, como si fuera de atrezzo… Oscar, como siempre, o no estás , o pasas someramente del concierto… No se ni porque vas… Si al final te lo vas a inventar igualmente… El caso es que el tal Peter se puso de lo más cariñoso y cachondón con las “agresoras”… Tanto que casi salimos corriendo al finalizar el concierto… Gran idea esa de dotar de máquina de tangas los baños de las féminas… Así que esa mini-pieza de ropa interior fue pasando por casi todos los “miembros” del grupo hasta que Johan, después de llevarlo por sombrero, lo regalara al público.

Peter muy bien acompañado

Más de la mitad del setlist pertenecía al último disco “Sinister Mind”: “Hero”, “Sinister Mind”, “Justice is deserverd” y “Live and Let die”, completándolo con temas anteriores como: “Tomorrow Comes”, “Feels Like Home”, “Anymore” y la versión del tema “Paid My Dues” de Anastacia con la que cerraron, muy acertadamente, su actuación.

A mi parecer fueron los que se llevaron el gato al agua: quizá porque desbordaron simpatía, por su comunión con el público o porque salieron a darlo todo, a divertirse, a hacer lo que les gusta… Los tan esperados “The Poodles” que presentaban su último disco, no defraudaron, aunque les faltó garra, punch… Di que tienen mucha presión. Necesitan como sea salir lo antes posible de esa segunda categoría de la scene hard-rockera y no acabar como los primeros: 16 años y 7 discos después tocando de teloneros en salas de aforo limitado.

Y es que, si el primer disco nos supo a poco, este último “Sweet Trade”, que intenta ser más serio, más completo, de mayor duración, se aparta un poco de la linea del anterior: macarra, divertido, espontáneo… Aunque gana mucho en directo, todo hay que decirlo.

Y con la sala a tope salieron “Los Caniches”. Jakob Samuel hecho unas pintas con la cinta al pelo y un tanga de malla metálica por encima de los pantalones. Quien dijo que el “Glam” ochentero había muerto… Si hasta los Poison, uno de los máximos exponentes de este movimiento, acaban de sacar un grandes exitos… Y metedura de pata nada más empezar. “Hello Bilbao. We are glad to be here… In Cataluña”… Nos quedamos todos clavados… Esperando a que se desdijera… Y se quedó tan ancho ya que empezó a darle caña a “Flesh and Bones”, primer tema del nuevo álbum. Que sonó realmente bien aunque fue la siguiente “Metal Will Stand Tall” (título que da nombre a su anterior disco) la que hizo rugir a todo bicho viviente…

El sonido se fue corrigiendo con el transcurso de los temas lo mismo que el despiste geográfico (gracias a la puntualización de Rincewind). Y el concierto transcurrió alternando canciones de uno u otro disco, descargando profesionalidad y buen hacer, mientras que los de Jaded Heart hacían alguna que otra aparición por el escenario (con caretas, con una botella de champagne, con el tanga metálico de Jakob después del cambio de vestuario…) recibiendo algún que otro gesto del mal encarado Jakob, aunque después, Johan coreara con el, el estribillo de “Kisss Goodbye”. Y de nuevo, a mitad del evento, cae otro tanga (que no el mismo, que hay clases) sobre el guitarra, el cual siguió a lo suyo, prácticamente sin inmutarse. A mi parecer, les falló eso, que se pasaron de serios… Quizá el ser cabeza de cartel… No se, no se… Me gustaron más teloneando junto a Korkus a Hammerfall… Conciertazo donde los haya…

El setlist fue completito: “Flesh and bones”, “Metal will stand tall”, “Thunderball”, “Walk the line”, “Shadows”, “Whithout you”, “Streets of fire”, “Crying”, “Echoes from the past”, “Kiss goodbye”, “Seven seas”, “Night of pasion”, “Song for you” y como colofón de una gran noche, la versión cañera del éxito de Ultravox “Dancing with tears in my eyes”.

Curioseando me he encontrado con que este año presentaron a Eurovisión el tema “Line of Fire” quedándose por segunda vez (el año de Lordi presentaron “Night of pasion“) por el camino… Ánimo, a la tercera va la vencida…

A modo de conclusión me parecen dos grupos que tienen tablas, clase y calidad de sobra como para no conformarse con ser teloneros o tocar en salas de reducido aforo. Pero así funciona la industria discográfica… En fin… Más fotos y otras opiniones en el siguiente post de los foros de MOD-PC.com:

http://www.mod-pc.com/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&t=24327&highlight=poodles

Saludetes.

Anuncios

2 Respuestas a “Jaded Heart + The Poodles

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Yo estuve en Barcelona en el concierto respectivo y la verdad es que Jaded Heart no hicieron tanto la broma como describes que sucedió en Bilbao. Es curioso. Tocaron muy pero que muy formales! Salieron a tocar y acabaron. El Show de The Poodles ni tan solo hubo “intromisiones” de ellos. Que curioso. Eso si, después de su concierto bajaron a tomar algo entre los presentes.

  2. Con esto se ve la importancia del publico a la hora de dar vida a un concierto, si el publico esta alegre y animado se lo transmiten al grupo y este entra al trapo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: