Gotthard en Bilbao   5 comments

Memorable, genial y algunos otros adjetivos positivos -que voy a omitir por malsonantes- que ya os podéis imaginar, son los que definieron el espectáculo de ayer en Santana27 (Bolueta, Bilbao).

GotthardBilbao8-12-07

Gotthard nos conquistaron con un alarde de calidad, buen hacer y mejor rollo. Ya me habían contado que en directo sonaban bien y se ganaban al público, pero hasta que no lo he comprobado por mí mismo no podía imaginarme hasta que punto. Vayamos paso por paso, que tengo mucho que contar…

Habíamos quedado en el Azzurro a las 19:30. Reparto de camisetas especiales para el evento con nuestro anagrama en el pecho y el actual de Gotthard en la espalda. Una pena habernos quedado cortos en el número y que alguna cuadrilla y amigos se quedasen sin ella. Raquel, cuadrilla de Rubén, y demás que no tuvisteis: lo sentimos de corazón pero os recompensaremos en cuanto salgan las camisetas oficiales del local.

Salimos en varios vehículos. A mí me tocó ser copiloto de Totxo en su “microbús” de nueve plazas, que ayer se convirtió en el “Gotthardmóvil”. “Domino Effect” a tope en el loro y, cuando el tema que da nombre al álbum sonaba, ya estábamos aparcando frente a la Santana27. Había mucha gente haciendo cola para sacar la entrada, lo que me sorprendió teniendo en cuenta los cinco €uritos que nos habíamos ahorrado los previsores. Comencé a calcular la afluencia y, a falta de datos oficiales, nuestras deliberaciones se quedaron en unas 800 o 900 personas. Coincidía con lo que el mismo Steve Lee (el cantane) dijo después en el escenario sobre que había el doble de afluencia que la última vez que estuvieron en esta misma sala.

Una vez dentro del recinto, mientras tomábamos una cervecita para ir cogiendo el tono, salieron a escena los Midnight Road, que actuaron con mucha soltura, teniendo en cuenta que es una banda local y muy joven. Supieron ganarse a los asistentes, reticentes aún a prestar excesiva atención al escenario mientras interpretaban sus aún desconocidos temas, versionando con bastante pasión el clásico “Knockin on Heavens Door” (de Bob Dylan/Guns’N’Roses) y cerrando con unas estrofas de “The Trooper” (Iron Maiden). Pudimos hablar con ellos tras el concierto, y les invitamos a que pasasen por el Azzurro. A ver si se animan y nos traen su maqueta para que podamos echarles un cable pinchando su música y hablando sobre ella, que da gusto que grupos jóvenes se dediquen a un estilo musical tan clásico, y con el que tanto nos identificamos. Un vídeo de una anterior actuación de Midnight Road:

Media horita y un bacata de tortilla más tarde Leo Leoni, Steve Lee y los demás saltaron al escenario. Eran las 22:15 más o menos. Hubo ovación de bienvenida por nuestra parte y cara de sorpresa al contemplar la concurrencia por la suya. Y como yo ya preveía la primera canción del “setlist” fue “Masters of Illusions“, con la que también abren el álbum que presentan en esta gira, y que tiene una fuerza arrolladora. El sonido era apabullante en cuanto a calidad y cantidad, y los puños ya comenzaban a golpear el aire a cada toque de bombo. La noche prometía.

El segundo tema con el que nos deleitaron fue “Gone Too Far” que también coincide con su posición en el disco, y que nos mantuvo arriba a todos, a pesar de ser un tema nuevo, porque también tiene mucha marcha. Además el sonido era increíblemente similar al de las grabaciones de estudio. Eso sí, a un volumen bestial. Los que estuvieron en la anterior visita de la banda a esta sala comentan que el sonido fue aún mejor en aquella ocasión, y tendrán razón, pero seguro que la diferencia fue sutil.

El tercer elegido fue “Top of the World” del álbum “Human Zoo“, que al ser más conocido, nos animó a cantar con Steve, que pedía nuestra colaboración porque decía andar acatarrado y continuaba agradeciendo la entrega. La verdad es que muchos dijeron notar sus problemas con la voz, pero yo ni me enteraba de eso por la emoción de escucharle en vivo por vez primera. Y tras este llego el primer single (y vídeo) del álbum “Domino Effect“: “The Call“, una potente balada que nos permitió relajar los puños.

Con el quinto tema el público se desgañitó a base de “NAAA NARANA NARANA NARANAAA“, ya que se trataba de uno de los más emblemáticos de la banda. El impresionante “Hush“. Tras el que llegó “I Wonder“, uno de los grandes temas del aclamado disco “Lipservice“, anterior de estudio de los “G“. Al final del mismo Leo Leoni se marcó un punteo de órdago que me impresionó bastante. Aquí os pongo el vídeo aunque el sonido, como es lógico, deja mucho que desear:

Tras este alarde guitarrero, interpretaron uno de mis temas preferidos: “Sister Moon” (del álbum “DeFrosted“), con el que disfruté especialmente -defrosted/disfrute… curioso juego de palabras-. Y puedo aseguraros que no fui, ni muchísimo menos, el único.

La siguiente fue una canción que se ha pinchado cientos de veces en el Azzurro: “Anytime Anywhere“. Todo el mundo cantaba ya con Steve, y si había problemas de garganta perdieron ya toda su importancia. Aquí Hena Habegger se saco de la manga un solo de batería muy cañero, y el siguiente tema fue “Tomorrow’s Just Begun“, una canción a medio tiempo del último álbum, que me recuerda irremediablemente al estilo del maestro Rod Stewart.

Las baladas son un punto muy fuerte de Gotthard, y una de las más famosas es la que interpretaron la siguiente “One Life, One Soul“, la que en su día grabaran acompañados por Montserrat Caballé. Pero el concierto no perdía fuerza en las baladas, ya que muchos coreábamos y el público estaba totalmente entregado. Steve no dejaba de darse toques en el pecho simbolizando los latidos de su corazón en cuanto tenía oportunidad y ya estaba consiguiendo hacernos sentir un público especial. De hecho al acabar este tema Alex (Lestat, barman del Azzurro) se quitó la camiseta y se la entregó al cantante. Steve Lee la mostró al público por la parte del logo del Azzurro, haciéndonos explotar de júbilo a todos los que comprendíamos el significado del gesto. La aceptó como regalo y continuó cantando. Nuestras caras eran un poema. Aquí tenemos a Lestat antes de regalar su camiseta a Steve:

LestatGotthard

Ya totalmente entusiasmados disfrutamos de los siguientes temas: “Let It Be” (del álbum “G“) y “Mountain Mama” (del “DeFrosted“). A los que siguieron dos del ábum de la gira, “The Oscar Goes to You” y la que le da el título, “Domino Effect“. Pero lo que fue especialmente espectacular es el duelo de guitarras que organizaron los dos guitarristas al final de este último tema. Se desplazaron entre bambalinas hasta la barra de uno de los laterales de la sala y, subidos en ella, aguantaron muchos minutos rasgando sus guitarras sin compasión. La concurrencia nos reventábamos las palmas aplaudiendo.

Como descanso relajante ante la explosión guitarrera comentada, el teclista interpretó un solo que enlazó con “Falling“, una gran balada también del último trabajo. La voz de Steve Lee acompañada sólo por el sonido de las teclas era un verdadero placer musical. Ya habían encadenado ocho temas del nuevo disco y parecía que estábamos escuchando un concierto de música de toda la vida. Impresionante, ¿no os parece? Aquí tenemos un par de vídeos de este momento del concierto:

Aquí se comenzaron a despedir pero veían que el público no iba a dejarles marchar. El primer bis fue “Heaven“, posíblemente una de las más bellas baladas de todos los tiempos, que ejecutaron con una maestría y belleza hipnotizante. Pero faltaba el “Lift U Up!” y entre “OEOEOEEES” nuestro grupo comenzó a corear este mítico título en la extensa discografía de Gotthard, acompañados enseguida por muchos más que se nos iban uniendo.

No se hicieron de rogar. “Los tambores” comenzaron a sonar y casi mil personas saltábamos y gritábamos a su compás. Apoteósico.

A pesar de que la cosa podía haber quedado ahí, nadie quería irse. Ni ellos tampoco, porque aún quedaron unos minutos más para un último bis, la canción de 1996 (álbum “G“) “Mighty Quinn“. Un broche de oro para un concierto -para terminar como he empezado- memorable.

Gracias Gotthard.

Algunas fotos:

AlexSergioFreddy

Sergio y Alex en el backstage con Freddy de Gothard.

WillySergioAlex

Willy, Sergio, Alex y algunos más en el Azzurro antes de salir.

AzzurroGroup1

Willy, Sergio, Mikhail, Azu, Igor, Txus, Lina y Bea, ya en el concierto.

GotthardBilbaoB

Gothhard en plena actuación.

AzzurroGroup2

Txus, Iago, Mikhail, Sergio, Azu, Lina… Y eramos muchos más…

Momento “camiseta Azzurro” + “Let It Be

Bioblog del Gotthard en el ROCK BLOG AZZURRO:

Gotthard (1ª parte, 1992-1999)

Gotthard (2ª parte, 2000-2006)

Gotthard (3ª Parte, 2007)

Anuncios

5 Respuestas a “Gotthard en Bilbao

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Que gran review mister… Nada que añadir. Gran banda, gran concierto, público entregado… No faltaba nada más… Lo disfrutamos con los enanos en el PIN… Pero el que más… TÚ… Vamos, me imagino que no dormirías de la emoción… Enhorabuena!!!

    Es un grupo muy solido, con muchos discos y giras a sus espaldas. Se llevan al público de calle haciéndonos vibrar, saltar, cantar, palmear, pasárnoslo en grande y disfrutando ellos mismos… Tanto que hasta nos regalaron un segundo bis… GENIAL!!!

    Destaca sobre todo la voz de Stevee y pese a que el resto no sean unos virtuosos en sus quehaceres, mantienen una unidad, una solidez y un saber hacer y estar que convirtieron la actuación en un concierto memorable. Si que se notaba que no llegaba en algunas canciones, sobre todo al final, que el grupo metía solos para que descansaran las cuerdas vocales, pero en vez de dejarlo un poco antes, terminaron por dejarlo todo…

    Por cierto que tal por el Backstage???

  2. Muy bien. Hubo fotos. Las añadiré luego, que no he tenido tiempo aún.

    Pudimos saludar al teclista, al bajo, y a Freddy, uno de los guitarristas. Y a los teloneros, Midnight Road y a unas cuantas fans, ¿cómo no? 😉

  3. Gran concierto. No coincido en cuanto a la calidad del sonido, pero sin duda en cuanto a lo importante, estoy más que satisfecho, y es que Gotthard se entregaron.

    Al próximo al que iré será de Pereza. A ver si me animo a hacer una pequeña crónica.

  4. Supongo que estuve tan emocionado que no capté casi lo problemas de sonido. Y aún menos que el cantante estuviese realmente mal. Y lo estaba. Lo demuestra el hecho que que han anulado todas las fechas de sus conciertos de esta semana en Italia. Acaba de publicarse la noticia. :-S

  5. … Pues para estar mal se salió… (Vamos, que cuando dijo lo del resfriado lo primero que pensé ha sido ¡Pero qué cara que tiene!).

    En fin, concierto muy guapo, entrega 100%…
    A mí el sonido me ha parecido bien, al principio tardaron en subir el volumen a la guitarra de Leo Loni (Es el único “pero” que pillé), pero ni zumbidos de oído el domingo ni acoples…

    P.D. ¡Vaya frikez de bombo que se gasta el batería!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: